Política editorial

Enfoque y alcance

Cuando en los años ochenta se impulsó la idea de transformar en bibliotecas las oficinas en las que el Banco de la República cerrara su labor bancaria, nadie podía imaginar la red de servicios culturales que hoy se ha estructurado en todo el país. El Banco de la República tiene presencia cultural en veintiocho ciudades y maneja la única red de bibliotecas públicas que permite el préstamo externo (interbibliotecario) a nivel nacional. Con nuestros servicios en red atendemos a 35.036 socios en el país a quienes prestamos 845.000 libros al año, y a cerca de 5.600.000 usuarios presenciales en nuestras diecinueve bibliotecas. La biblioteca virtual, con 1.825.000 visitas al año y 75.000 archivos que incluyen texto, sonido y material visual y el acceso a bases de datos de revistas electrónicas, se ha convertido en modelo para la divulgación y acopio de material documental. Nuestros seis museos del oro permiten que desde diferentes lugares se abran las puertas del patrimonio arqueológico para el país y para el mundo.

En el 2006, y siguiendo las directrices de la Hoja de ruta planteada por la gerencia general, hemos canalizado los recursos de las secciones de música y artes plásticas para llevar a todas las zonas del país arte original de nuestras colecciones y conciertos internacionales. Proyectos como Imagen regional, Obra viva, Semana de la guitarra, Jóvenes intérpretes y “Renata”, establecen los mecanismos para canalizar el talento y la producción regional para su conocimiento y disfrute en otras zonas del país. Las Maletas didácticas del Museo, las Cajas viajeras de la Biblioteca y la nueva maleta del Museo Botero nos permiten cumplir con nuestra vocación de institución cultural pública: llegar allí donde no llegan otras ofertas culturales e ir en busca de lectores y públicos potenciales. Nuestras colecciones llegan a cárceles, jardines infantiles, comunidades indígenas, escuelas públicas, hospitales y plazas de mercado. Nuestras alianzas con universidades e institutos de investigación se fortalecen para enriquecer la colección bibliográfica regional de bibliotecas y centros de documentación, y son uno de nuestros polos de desarrollo para incrementar el apoyo a la investigación en todo el país.

Esta red cultural se debe a ustedes, las personas que desde muchos lugares y en distintas capacidades hacen posible este aporte del Banco al desarrollo integral del país. Es por eso que hemos decidido transformar el boletín interno de la BLAA en un medio de comunicación e intercambio de esta red cultural, que nos sirva para fortalecernos con el intercambio de nuestros hallazgos y dificultades. Porque si en los años ochenta nadie podía imaginar la red que hoy tenemos, ahora es tarea de todos imaginar cómo fortalecerla para el mejor servicio de nuestros múltiples públicos. Este medio de comunicación será una forma de documentar el proceso de intercambio a través del cual esta red escribe el siguiente capítulo de su historia.

Darío Jaramillo aguDelo
Subgerente Cultural

2007

 

Políticas de sección

Artículos

Comprobado Abrir envíos Comprobado Indizado Comprobado Evaluado por pares
 

Política de acceso abierto

Esta revista proporciona un acceso abierto a su contenido, basado en el principio de que ofrecer al público un acceso libre a las investigaciones ayuda a un mayor intercambio global del conocimiento.