Volver a los detalles del artículo Nota editorial, enero 1952 Descargar Descargar PDF