Por caminos de arrieros

  • Beatríz Helena Robledo
Palabras clave: Arrieros, Antioquia (Colombia) -- Historia

Resumen

El sargento fue el primero en despertarse. No era su nombre ni su apodo, aunque era muy común que los arrieros llevaran sobrenombres claros y sonoros, fáciles de memorizar, para que no se perdieran las mercancías. Las jornadas eran muy largas, los caminos muy malos. En caso de que los productos no llegaran a su destino, siempre había por quién preguntar. En su nombre el arriero depositaba la honradez y calidad de su trabajo.
Cómo citar
Robledo, B. H. (1986). Por caminos de arrieros. Boletín Cultural Y Bibliográfico, 23(08), 43-56. Recuperado a partir de https://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/boletin_cultural/article/view/3114
Publicado
1986-07-15