Tras las huellas de Don Pedro Fermín de Vargas

Sergio Elías Ortíz

Resumen


Recibida en Madrid, a fines de 1790, una información sobre la virtud curativa de ciertas plantas del Virreynato de la Nueva Granada, cuestión que preocupó a los botánicos de la corte llamados a conjeturar sobre ellas, el Ministro de Estado, Marqués de Bajamar, se dirigió al Virrey Ezpeleta, en abril del año siguiente, en solicitud de una porción de la yerba Guaco, con la descripción hecha por don Pedro Fermín de Vargas, "y de la del Jaguo, u otro Obo de flor moradita, con expresión facultativa de la especie y virtud medicinal de otras plantas", cuyo envío debía confiarse al Director Botánico don Josef Celestino Mutis".

Palabras clave


Vargas, Pedro Fermín de, 1762-1830; Colombia; Historia

Texto completo:

PDF