Dos genios unidos por un alfabeto

Andrés Arias

Resumen


En 1953 el artista Sergio Trujillo Magnenat le pidió al arquitecto Victor Schmid que le hiciera una casa dónde vivir con su familia. La única condición que le puso fue que el diseño de la construcción nada tuviera que ver con el estilo suizo que ya identificaba las obras de Schmid. Le dijo que quería una casa de corte moderno, de líneas parecidas a las impuestas por el famoso Le Corbusier. Schmid ni lo pensó: de inmediato aceptó el reto y un año después entregó la obra (y toda su vida diría, medio en serio, medio en broma, que aquella casa le había quedado aun mejor y más bella que las hechas por el propio Le Corbusier, por cierto compatriota suyo). Allí vivieron durante décadas los Trujillo: el maestro, Sara (su esposa) y sus hijos. La casa aún se mantiene en pie: ocupa una amplia esquina, en la calle 58 con carrera tercera, en el muy bogotano barrio de Chapinero. Es más, fue restaurada y bajo el nombre de Casa Trujillo es hoy un conjunto de apartamentos.

Palabras clave


Alfabeto; Crítica e interpretación; Libros ilustrados para niños; Poesía infantil colombiana; Reseñas de libros

Texto completo:

PDF