El regreso del buen salvaje

Beatriz Caballero

Resumen


Cuando volvimos de París, donde estuvimos cuatro años, papá volvió con un afán de ir a Tipacoque!, derechito a poner todo en orden -ideas de mamá seguramente. Finiquitó los pleitos. Hizo coger las goteras de la casa que tiene una fanegada de tejados, echarle una mano de cal a las paredes, podar los buganviles, resembrar la huerta con árboles frutales. Y, en sus delirios de arquitecto, se levó la torre de la capilla, le enarboló un gallo de veleta y plantó cuatro almenitas encima, ante el estupor del maestro Carmelita.

Palabras clave


Caballero Calderón, Eduardo, 1910-1993; Autores colombianos; Biografías; Homenajes póstumos

Texto completo:

PDF