Liviano en lo político y social, sólido en lo económico

José Eduardo Rueda Enciso

Resumen


Libro reseñado:

Reforma radical en el Estado de Santander, 1850-1885. Juan Gonzalo Zapata Giraldo. Universidad del Rosario, Bogotá, 2016, 344 pp.

 

El libro de Juan Gonzalo Zapata Giraldo es producto de su tesis doctoral en la bonaerense Universidad Torcuato di Tella. Posee una aceptable base documental y un sólido marco de análisis con fuerte presencia de la economía, su formación de pregrado. Se considera un acierto, para entender el proceso federal en Colombia, la escogencia de un estudio de caso en un espacio de tiempo determinado, como es Santander durante la segunda mitad del siglo XIX, sustentado en una juiciosa consulta de la Gaceta de Santander, y en las monografías de pregrado y maestría de la Escuela de Historia de la Universidad Industrial de Santander; aunque se echa de menos la consulta del archivo nacional, así como de los departamentales y municipales. Esta obra viene a consolidar una extensa bibliografía que desde el trabajo pionero de Luis Javier Ortiz Mesa, de 1985, se ha empeñado, a partir de sesudos estudios regionales, en conocer y desmitificar un período importante de la historia colombiana, lo que en un mediano plazo llevará a necesarios estudios comparativos, y a una novedosa caracterización de los fenómenos radical y federativo.

El libro está compuesto por una introducción, cinco capítulos y una reflexión final. Arranca con un presupuesto parcialmente cierto: Santander fue un laboratorio de experimentación del modelo federal, sustentado en que el jefe e ideólogo del radicalismo, Manuel Murillo Toro, fue el primer presidente de dicho Estado. Desarrolla entonces un aspecto poco conocido de la vida del político de Chaparral. Es liviana la presentación de la Constitución de 1863, íntegramente redactada por liberales, divididos en mosqueristas, con presencia mayoritaria, y constitucionalistas, liderados por Camacho Roldán e interesados en frenar las aspiraciones de Mosquera. Lo cierto es que los radicales fueron hegemónicos en el gobierno federal, y clara mayoría en los Estados soberanos, como lo afirma el autor (p. 27), subrayando que el Olimpo Radical se inicia en mayo de 1867 con el golpe militar contra Mosquera, perpetrado por los radicales en combinación con los conservadores, por lo menos en el gobierno central.


Palabras clave


Proceso federal en Colombia; Radicalismo en Colombia; Historia de Colombia; Finanzas públicas; Reformas liberales;

Texto completo:

PDF