Una guerra absurda e indigna

Valeria Baena Robledo

Resumen


Libro reseñado:

Marea de ratas. Arturo Echeverri Mejía. El Peregrino Ediciones, Bogotá, 2015, 204 pp.

 

En la historia de la literatura colombiana se suele asignar la etiqueta de “novelas de la Violencia” a aquellas obras que relatan historias sucedidas durante la denominada época de la Violencia, entre los años de 1946 y 1957. La narración suele estar enmarcada en el conflicto armado de la época, dando cuenta de los horrores y las injusticias cometidos en nombre de los dos partidos políticos enfrentados: el liberal y el conservador. La crítica suele dar poco valor literario a muchas de estas obras y arguye que se limitan a describir escenas sangrientas y escabrosas, a denunciar los actos de violencia, dejando de lado el valor estético, sin cuidar la forma, el estilo y el lenguaje.

Como afirma Augusto Escobar Mesa en su ensayo “Literatura y violencia en la línea de fuego”:

(...) en esta novelística no importan los problemas del lenguaje, el manejo de los personajes o la estructura narrativa, sino los hechos, el contar sin importar el cómo. Lo único que motiva es la defensa de una tesis. No hay conciencia artística previa a la escritura; hay más bien una irresponsabilidad estética frente a la intención clara de la denuncia. (p. 116)

Sin embargo, como plantea Laura Restrepo en “Niveles de realidad en la literatura de la ‘violencia’ colombiana”, a un grupo de novelas que empezaron reaccionando a los horrores de la violencia con “la presentación de corte naturalista de los hechos” (p. 127) se sumó la producción de novelas de mayor calidad estética: “Las páginas plagadas de violaciones y cortes de franela fueron desapareciendo, en tanto que se escribían obras que no necesitaban relatar un solo crimen para captar la ‘violencia en toda su barbarie’ ”(p. 127).


Palabras clave


Literatura colombiana; Violencia en Colombia; Personajes literarios; Lucha bipartidista; Historia de Colombia

Texto completo:

PDF