Un carnaval luminoso y otros poemas

Felipe Martínez

Resumen


Libro reseñado:

Las orillas del canto. Teobaldo A. Noriega. Lleonard Muntaner/Palma de Mallorca, 2012, 84 pp.

 

Quisiera empezar por el que es, sin duda, el mejor poema del libro Las orillas del canto, de Teobaldo A. Noriega, poeta y académico nacido en la costa Caribe colombiana. El poema se titula “Entierro de Joselito” y es el último de la cuarta parte del libro, llamada “Carnavaladas”. A partir de la descripción de la muerte de Joselito Carnaval, personaje central en la tradición caribeña de Colombia y especialmente en las celebraciones del Carnaval de Barranquilla, el poeta hace un recuento de la idiosincrasia de su tierra y las costumbres y vicios más arraigados de este país —y no solo de la costa—. El poema está estructurado en estrofas a las que responde un coro a manera de oración o letanía. Su forma, en versos rimados, se adecúa al ritmo de la música festiva, y el poema se lee como una larga canción, o como un resumen de la vida misma. Se inicia con una reflexión sobre la muerte, que todo lo iguala y a todos hermana, para proseguir con el fallecimiento puntual del personaje, y con el listado de sus circunstancias vitales. Como no podía ser de otra manera en un poema sobre el carnaval, los versos están atravesados de humor e ironía, de ese regusto jocoso de quien se burla de la muerte, como cuando se canta la causa del fallecimiento de Joselito:

Sin Ron Caña ni Ron Blanco

Centenario o Tres Esquinas

la Parca cruel y asesina

le dio un veneno de espanto:

un trago de leche fría

que le ocasionó la muerte.


Palabras clave


Poesía colombiana; Poetas colombianos; Carnaval de Barranquilla; Joselito Carnaval; Poemas; Música; Erotismo; Nostalgia; Danza; Muerte

Texto completo:

PDF