La pasión según Satanás

Angela María Pérez

Resumen


El dos de enero de 1987 Riosucio se despertó con olor a cilantro en la plaza de mercado. Doña Lorenza amasaba arepas y batía chocolate desde las ocho de la mañana para los que iban llegando. La última veladora puesta la víspera por la noche a la Virgen del Carmen dejaba caer su pabilo y de uno en uno se fueron instalando los puestos y abriendo los costales.

Palabras clave


Carnaval; Riosucio (Caldas, Colombia); Festivales Riosucio (Antioquia, Colombia)

Texto completo:

PDF