Sobre el soneto Los conquistadores de los trofeos

Carlos López Narváez

Resumen


Aun los medianamente eruditos en poesía francesa sobradamente saben que el autor del más celebrado poemario parnasiano -cuyo subtítulo puede ser Historia celeste de la tierra- el cubano-francés José María de Heredia, ascendía (el usual descendia no cu¡tdra en esta anécdota de gloria) del conquistador y fundador don Pedro de Heredia, alias el desna- rigado, y de allí el que de las propias arterias apriemiárale un férvido interés por el mundo occidental en todos sus órdenes. Empezó por acometer la versión francesa de la monumental crónica historial de Bernal Díaz del Castillo, labor cuya culminación científica y artística culmina en las notas y acotaciones complementarias del original vertido y que denuncian, por igual sabiduría y pasión americanistas: tanto, que en su biblioteca de trabajo se alineaban cerca de dos centenares de obras sobre el Nuevo Mundo. La epopeya acabó, naturalmente por encender el instinto épico del abolengo hasta hacer del poeta el Benvenuto Cellini del soneto parnasiano. El primer indicio aparece en el titulado Los funerales, insuperablemente traducido por Otto de Greiff.

Palabras clave


Poesía francesa; Sonetos

Texto completo:

PDF