Fuentes abiertas para sentir la ciudad

Ingrid J. Bolívar

Resumen


Libro reseñado:

Cali, ciudad abierta. Arte y cinefilia en los años setenta. Katia González Martínez. Ministerio de Cultura, Cali, 2014, 320 págs., DVD, il.

 

Cali, ciudad abierta invita a imaginar cómo queremos y cómo podemos contar la historia de las ciudades, de los artistas, de las iniciativas culturales y de los movimientos sociales y políticos en coyunturas determinadas y en conexión con proyectos que trascienden lo nacional. El escrito se centra en la capital del Valle del Cauca como nodo de innovación artística, que en los pasados años setenta y desde Colombia, dialogó con procesos culturales de Latinoamérica y el mundo. Además, y con varios indicios, el texto propone una manera de articular las historias de los artistas y de su vida en la ciudad.

El libro es resultado de la Beca de publicaciones artísticas, de la Convocatoria de Estímulos 2012 del Ministerio de Cultura, y se editó con creatividad y cuidado. Lo interpelan y vivifican fuentes como fotografías, fotogramas, recortes de prensa, reproducciones de obras de arte, cartas personales y piezas de archivos también personales y además institucionales. La decisión de la autora de incluirlas y darles un lugar central en el libro permite que el lector viva su curiosidad y experimente una “ciudad abierta”. Una ciudad que estaban imaginando artistas, estudiantes, líderes comunales, sindicalistas, cineastas, pobladores, integrantes del Partido Comunista y políticos, en espacios como las exposiciones de arte, las salas de cine, la calle y los eventos deportivos.


Palabras clave


Historiografía urbana; Cinefilia; Arte; Izquierda; Nadaístas; Movimiento estudiantil; Biografías.

Texto completo:

PDF