Imagen de portada

Servicios educativos: ¡Qué interesante es la Arqueología!

Eduardo Londoño Laverde, Roberto Lleras Pérez

Resumen


“¡Y QUE IMPORTANTE!", comentan siempre mis tías y en realidad cualquier persona que amablemente busque ponerle un tema de conversación a un arqueólogo. Lo grave es que casi siempre agregan: -Y todos esos fósiles que hay en Villa de Leyva, ¿tú ya los has estudiado? A lo que el arqueólogo responde, casi invariablemente: -Tía, ¡Parece que esta tarde sí va a llover! A esto se deben, probablemente, el halo de misterio que envuelve la profesión del arqueólogo, y la extraña mirada de mi tía. Los responsables de esta confusión son sin duda los Picapiedra, porque los arqueólogos saben que los dinosaurios se extinguieron muchos millones de años antes de que en algún lugar de África evolucionaran los primeros humanos: nunca en el mundo real un Pedro Picapiedra pudo tener por mascota un Dino o por pala mecánica un brontosaurio. A los dinosaurios de Villa de Leyva los estudia la ciencia de la Paleontología (huesos viejos) que es de la familia de la Zoología (animales), en tanto que la Arqueología es una rama de la Antropología, “el estudio del hombre", la ciencia que se interesa por los seres humanos como personas sociales que producen cultura para relacionarse
entre sí y que son resultado tanto de una evolución biológica como de una historia variada y rica.


Palabras clave


Arqueología; servicios educativos

Texto completo:

PDF